Oración a Santa María Magdalena

Santa María Magdalena, una mujer que sin duda se ha ganado su papel en la historia. Cada persona la ve de una manera diferente, pero es imposible ignorarla.

Las oraciones a Santa María Magdalena, que es un personaje altamente conocido por toda la comunidad católica, son famosas por su efectividad, de tal manera que en muchas comunidades se organizan para otorgar estas oraciones de forma grupal.

Oración a Santa María Magdalena

Santa María Magdalena, tu que de Cristo eres perla, quien cayó de la mesa de nuestro señor, quien durante un tiempo se perdió, pero que finalmente fue encontrada por Jesús y los suyos con inmensa solicitud y Amor.

Tú, que al oír su sagrada palabra te uniste al cambio hundida en arrepentimiento, acércame de Él, por tu intercesión, hazme a mí también poder oír como llama mi nombre para la conversión.

Santa María Magdalena, que fuiste perdonada por Jesús en menos de un segundo, y te encontraste de tus graves extravíos de repente fuiste liberada, acércame de Él, intercede ante mí, hazme poseer la gracia de reconocer mis culpas y de recibir su perdón.

Que por Jesús fuiste liberada del control de Satanás, y de los fuertes lazos que a él te ataban, ponme al alcance de Jesús, por tu intercesión, otórgame la gracia de poder ser libre de todas las ataduras de pecado que no me dejan quebrar con él.

Tú, qué lo acompañaste después de tu conversión como una más de sus discípulas, guardando dentro de tu corazón sus sabias palabras de vida, tu que posees su divino perdón, tu que eres una testigo de todos sus milagros, acércame a Jesús.

Intercede por mí, pon en mi naturaleza la gracia de poder seguirle yo también, mantenerme fiel a su palabra, recibiendo así su perdón,  hazme ser testigo también hoy de su amor y toda su misericordia.

Santa María Magdalena. Tú, que no perdiste una ocasión alguna para darle tu todo tu amor y gratitud, que ungiste sus pies en Betania seis días antes de su muerte y con tus propios cabellos pudiste a él secarlo, alcánzame de Él.

Intercede por mí, coloca en mi naturaleza la gracia de poder enseñarle todo el tiempo mi humilde agradecimiento y mi incondicional amor, sobretodo en el precioso Sacramento de su Cuerpo, la Santísima Eucaristía y en mis hermanos los hombres donde se  esconde Él.

Tú, que no dudaste en seguirle hasta la Cruz, en Jerusalén, y que fuiste testigo privilegiada de su resurrección, acércame a Jesús, intercede por mí, otórgame la gracia de poder enamorarme de Él y así seguirle fielmente hasta el final

Fuiste la primera testigo de la  resurrección de Jesús, y por encargo suyo te convertiste en la Apóstol de los Apóstoles; tú que seguiste fiel esta misión hasta el último segundo de tu vida, y has seguido realizándola entre nosotros hasta el final de nuestros tiempos, acércame a Jesús, intercede por mí, bríndame la gracia de ser Apóstol de su Misericordia, justo como tú, hasta el último suspiro de mi vida.

 

Santos Catolicos