Santos Católicos Milagrosos

En el catolicismo, existen muchas personas que, debido a su fe y religiosidad en vida, adquirieron habilidades que los distinguieron de la media. Estos son los Santos Católicos Milagrosos y se caracterizan por haber alcanzado un grado de pureza que los hace más cercanos a dios y, debido al martirio de sus historias, son dignos de destacar.

La historia de estos seres especiales cuenta que, gracias a su devoción realizaron prodigiosos milagros en vida y hoy siguen demostrando sus hazañas a quienes son devotos de la iglesia. Hoy hablaremos sobre los más importantes y milagrosos santos católicos.

¿Cuáles son los Santos Católicos Milagrosos más conocidos del mundo?

Todos los santos católicos son los que, gracias a demostraciones milagrosas que no pueden ser explicadas por razones habituales. Sus extraordinarias habilidades siempre se han atribuido a una conexión especial de estos individuos con Dios.

Cada uno de estos santos católicos milagrosos,  se caracteriza por haber atravesado martirios durante su vida o bien por haber demostrado gran devoción o prodigiosos milagros que, tanto la biblia como infinitos escritos de la época en la que vivieron describen con gran precisión.

Los santos católicos milagrosos y con mayores devotos en la feligresía católica son los siguientes:

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís, es un ejemplo de devoción y cristiandad por todas sus grandes labores en la fe cristiana durante su vida. Es reconocido como uno de los santos católicos milagrosos más recurrentes de toda la comunidad católica.

Se dice que San Francisco de Asís sufrió durante toda su vida de los fenómenos milagrosos de los estigmas y que de hecho, fueron la principal causa de su muerte.

En vida, San Francisco de Asís fue fundador de una de las más importantes órdenes sacerdotales del catolicismo: la orden franciscana u orden de los sacerdotes menores (como fue conocida durante su vida) la cual se caracterizó por seguir las enseñanzas de pobreza y caridad que siguió nuestro señor Jesucristo en vida.

San Judas Tadeo

Existen muchos santos milagrosos que ayudan a atraer el dinero y solucionar los problemas de deudas, pero ninguno de ellos es tan milagroso en este particular como San Judas Tadeo, uno de los doce apóstoles de nuestro señor Jesucristo.

Algunos escritos (los evangelios) presentan a este santo católico como hermano de Jesús y su nombre significa “Hombre de tierno corazón” u “Hombre de pecho robusto” o “el valiente” en lengua aramea. Cuenta la historia que San Judas Tadeo tuvo activa participación en la última cena.

Judas Tadeo fue, según las santas escrituras, el responsable de la prédica del cristianismo en la Mesopotamia y Persia tras la muerte de Jesús. Se dice que este santo católico combatió la herejía junto a Simón el Cananeo en Judea, donde fueron rodeados por una multitud dirigida por dos sacerdotes herejes y perecieron en martirio.

Santa Brígida de Suecia, tuvo una visión donde explicaba que Jesús le instaba a pedir ciertos favores a través de San Judas Tadeo. Desde entonces, es venerado como el santo de las causas difíciles y desesperadas, por esta razón es considerado el más poderoso de los santos para atraer el dinero.

Encomendándonos a San Judas Tadeo nuestros predicamentos económicos serán subsanados.

San Cayetano

Cayetano de Vicenza, fue sacerdote fundador de la Orden Teatina y pionero del escapulario azul. Este hombre estudió derecho en la Universidad de Padua y se hizo abogado trabajando para las oficinas del papa destacándose en su profesión.

Sin embargo, recibió el llamado de Dios y se convirtió en sacerdote, uniéndose a un grupo de hombres sencillos donde dedicó gran parte de su vida a ayudar a los enfermos y a los pobres. Cayetano ayudó en los hospitales atendiendo a enfermos con padecimientos sumamente desagradables y contagiosos.

Afirmaba “Nunca seré feliz hasta que vea a los cristianos reunirse para alimentarse con el Pan de la Vida con avidez y deleite, no con miedo y vergüenza”. Por su ardua dedicación a los pobres y su labor, es considerado el Santo Milagroso del Trabajo.

Si tienes problemas en el ámbito laboral o deseas recibir pronto ese ascenso tan esperado, hacer una petición a San Cayetano podrá concederte el milagro. Son muy conocidas sus acciones milagrosas con personas que han requerido de su ayuda a nivel laboral.

Otra santa muy reconocida por los devotos católicos en el área laboral es Santa Marta, a quien puedes realizar oraciones solicitando prosperidad y estabilidad laboral.

San Antonio de Padua

El Santo Católico Milagroso del amor y las cosas perdidas es, sin lugar a dudas San Antonio de Padua, quien en vida fuera un sacerdote católico de origen portugués. Se le ha atribuido gran cantidad de matrimonios reconciliados y de hecho, es sumamente venerado en países de habla portuguesa como Brasil y el propio Portugal.

En la cultura portuguesa, se le atribuyen poderes milagrosos en el amor a San Antonio de Padua ya que su día coincide con la festa junina. Esta celebración culmina con el día de San Juan, que a su vez coincide con la antigua festividad europea del Solsticio de Verano, el cual se relaciona con la fertilidad de la tierra y sus habitantes.

También es considerado el santo milagroso de las cosas perdidas ya que se cuenta que un muchacho perteneciente a la orden franciscana (a la que San Antonio pertenecía) se llevó un libro de salmos muy especial para él y abandonó la orden.

Se cuenta que San Antonio oró para recuperar su libro y en efecto eso sucedió, trayendo de vuelta también al joven descarriado a la orden.

Existen muchos santos católicos milagrosos, por medio de los cuales los devotos católicos pueden realizar peticiones. Justamente por esta condición de santos, son sumamente venerados dentro de la fe. Lo más importante es, sobre todo, realizar las peticiones con gran devoción y humildad, de manera que pronto tus problemas se solucionen.

Todo hecho milagroso es una cuestión de fe. La humanidad por sí misma, con amor y con devoción puede lograr grandes cosas, no podemos olvidar que las enseñanzas de Jesucristo y la iglesia católica se resumen a estas dos acciones: Actuar con amor y predicar la fe son la base de todo milagro.

Santos Catolicos