Milagros de San Nicolás de Bari

San Nicolás de Bari es uno de los santos más conocido en Europa y sin duda alguna el más querido por los niños, ya que es una tradición que en su festividad se dan regalos y golosinas a los más pequeños. Por otro lado, cabe destacar que son muchos los milagros de San Nicolás de Bari que son conocidos.

Fue alguien muy bondadoso, renunciando a la gran fortuna que heredaría de sus padres, la cual repartió entre los más necesitados e ingresó al monasterio, ya que su tío lo había consagrado como sacerdote. Se convirtió en obispo de una manera inusual, ya que cuando se estaba eligiendo al nuevo obispo, San Nicolás entró y todos lo aclamaron y lo escogieron.

Conoce los milagros más emblemáticos que se le atribuyen a San Nicolás de Bari

San Nicolás de Bari como es conocido en occidente, vivió entre los años 280 a 345. En el año 325 fue obispo de Mira y murió precisamente en esa ciudad, siendo sepultado en la catedral. Sin embargo en 1087 sus restos fueron llevados a Bari, ciudad ubicada en Italia.

La devoción por este santo es conocida en todo el mundo, siendo la misma intensa y extensa, cabe destacar que son muchos los milagros que se le atribuyen, pero los mismos no es están probados. A pesar de ellos cuenta con la iconografía más numerosa, siendo únicamente superada por las de la Santísima Virgen.

A pesar de no ser considerado un milagro como tal, uno de los hechos más resaltantes es el siguiente: en Pátara según se dice, había un hombre rico que se había venido a menos, el cual tenía 3 hijas a las que no podía casar por falta de dote. Los pensamientos del hombre maquinaron el prostituir a sus 3 hijas para tener dinero.

San Nicolás cuando se enteró de ello fue en la noche y dejo en la habitación del padre una bolsa con oro y se retiró sin ser oído. El padre al día siguiente se dio cuenta que tenía dinero suficiente para dote de una de sus hijas y abandonó la malvada idea de prostituirlas. Esta acción se repitió con las otras dos.

Es por ello que se funda la devoción de los 3 lunes de San Nicolás. La leyenda de los 3 niños es muy conocida también y la misma trata de que San Nicolás junto al obispo de Pátara y otros sacerdotes, se dispusieron a pasar la noche en un mesón. Cuando se disponían a comer y al momento de echar la bendición, se le revelo que no era carne de salmuera como se le había indicado.

Era carne humana y la misma era de 3 niños. El ventero era un asesino que de vez en cuando mataba a un huésped y salaba su carne. San Nicolás de Bari acusó ventero de su horrendo crimen y el mismo lo quiso negar.

San Nicolás se dirigió a la bodega con los que le acompañaban donde se puso a orar frente a una cuba y de ella salieron los 3 niños vivos, los cuales agradecieron al santo por su intercesión.

Luego de su muerte el 6 de diciembre, creció la devoción hacia él y aumentaron las noticias de los milagros, los cuales lo convirtieron en el patrón de los niños y los marineros. Estos últimos al momento de zarpar decían: “que San Nicolás lleve tu timón”.

Santos Catolicos