Oración de San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz, nació el 24 de Junio de 1542 el cual fue llamado por sus padres como Juan de Yépez Álvarez, de padres tejedores como se dedicaban en ese tiempo las personas que vivían en Fontiveros, en el pueblo de Ávila que fue en donde el nació y se crio en la infancia, con una influencia agrícola y ganadera.

Tuvo una infancia y adolescencia llenas de pobrezas, el cual recibió ayuda de varias instituciones de caridad como lo es el Colegio de os Niños de la Doctrina al cual asistía y ayudaba en el convento con diferentes tareas en las misa, en los entierros, haciendo los oficios y hasta pidiendo limosna.

¿Cómo hacer la oración de San Juan de la Cruz?

Luego de haber pasado por tantas penurias en su infancia San Juan de la Cruz, quien en ese momento era Juan de Yépez Álvarez a los 21 años ingreso en los Carmelitas de Medina y en el año de 1567 fue cuando se ordenó como sacerdote, en donde se decide por ir a las Cartuja, orden que era mucho mas hermética y alejada a la que ya conocía.

Pero a pasar poco tiempo abandono dicha congregación y se dedicó a seguir los pasos y acompañar a Santa teresa de Jesús en todas las actividades que tenía que realizar en las diferentes fundaciones que existían y que debían supervisar para que su funcionamiento siempre fuera el más adecuado.

Quien después de tantos sufrimientos, siempre fue muy paciente, colaborador resignado, gozoso y por eso se le nombro como Santo, siendo así San Juan de la Cruz, el cual se le pide los favores que más necesitas mediante la siguiente oración que es la que se le debe rezar:

“Vuestro emblema fue siempre padecer y ser despreciado. ¡Oh, si pudiese yo al menos resignarme en mis tribulaciones, ya que no soy tan generoso como tú en el padecer y ser despreciado!

A ti, pues, que en tantos sufrimientos fuisteis siempre paciente, resignado y gozoso, a ti me encomiendo para que me enseñéis a resignarme en mis muchas penas. Tampoco me faltan fuertes pesares y pesadas cruces, y muy a menudo cansado y desalentado me quedo…, me abato…, y caigo.

Ten compasión de mí, y ayúdame a llevar con resignación y gozo mis cruces, con la mirada siempre vuelta al cielo. Os tomo por protector mío, por mi maestro y mi guía aquí en la tierra, para ser vuestro compañero en la patria del Paraíso. Amén.”

¿Cuáles fueron las influencias que ayudaron a la labor de San Juan de la Cruz?

A parte de haber dedicado du vida al sacerdocio y a la santidad, San Juan de la Cruz también realizaba diferentes actividades que fueron y sirvieron de gran ayuda y aparte en cuanto a conocimientos en la labor tan grande que todos los días tenía que hacer y que le ayudaban ser las cosas más llevaderas.

A las cuales le nombramos influencias ya que la poesía de Juan de Yépez Álvarez fue catalogada como un punto de encuentro entre una lista muy larga y tradicional de la literatura de esa época o de algunas anteriores, con las más modernas que se fueron refinando y estilizando con el pasar de los años.

Donde además utilizo su religiosidad y filología para cautivar a todas las personas que lo conocían como artista, ya que la obra de San Juan de la Cruz se enfocó dentro de dos perspectivas que siempre han sido muy importantes en el mundo religioso como lo son la teología y la literatura, que en muchas ocasiones se puede disfrutar juntas.

En donde además tuvo diferentes obras poéticas que estaban compuestas por tres poemas, que fueron conocidos por los siguientes nombres:

  1. Noche Oscura.
  2. Cantico espiritual.
  3. Y la llama de amor viva.

En donde pudo demostrar cuales eran esas habilidades que poseía a nivel literario ya que estos poemas fueron considerados como mayores en sus tiempos, a diferencia de sus otros trabajos que entraban en la categoría de menores, los cuales eran muchos más que los mayores que nombramos anteriormente.

Su originalidad llena de misticismo también le abrió espacio dentro de los conceptos espirituales que eran muy bien manejados dentro de cada una de sus obras y poesías, que desde los inicios se mostró hermético y cerrado, en la búsqueda constante de renunciar a todos sus bienes y placeres que podían causarle grandes tentaciones.

Dentro de esta originalidad que poseía San Juan de la Cruz, es importante mencionar que más emocionantes y cautivantes de la doctrina que el manejaba, le ayudaron a progresar enormemente en la teología mística, por la cual recibió el importante título de doctor.

En donde lógicamente también tuvo diferentes espacios o campos que no pudo explorar, en especial en horas de la noche o en momentos en difícil acceso, que le permitieron entrar a zonas que nunca nadie había podido o inclusive intentado entrar de alguna manera posible.

¿Cuándo y cómo fue que falleció San Juan de la Cruz?

Luego de que San Juan de la Cruz, soporto diferentes tipos de sufrimiento a lo largo de toda su vida, llego el momento en el que partió al encuentro con el señor que tanto venero e sus días y surgió en todos los caminos que pudo, el 14 de diciembre de año 1591, muerte que fue provocado por algunos compañeros de su congregación.

Tras la muerte de San Juan de la Cruz, se revelo todo lo que había hecho en su vida y a lo largo de ella, tanto así que millones de personas especialmente los feligreses y fieles de su clero, asistieron de manera masiva a su funeral, sus restos fueron llevados a Segovia ya que es este fue superior su ultima vez.

Luego de haber causado tanto impacto en los feligreses los cuales le pidan a diario que los ayudara en diferentes aspectos de sus vidas, finalmente fue canonizado en el año de 1726, en donde Santa Teresa había podido ver en el su pureza con la que se comunicaba con dios diariamente.

Santos Catolicos