Santo Juan Diego

La biografía Juan Diego le mostrara sobre la vida de un sobresaliente santo para los creyentes. Esta vez estaremos hablando acerca de la biografía Juan Diego, la devoción que entregaba al señor, algunos actos religiosos hechos a lo largo de su vida, además de otras cosas que mencionaremos a los largo de este artículo.

Juan Diego, un santo católico donde no siempre se reconoce en primera instancia por los practicates del catolicismo, sin embargo, existen sectores de europa donde son fieles seguidores de este santo. La historia o biografía de Juan Diego es una de las más interesantes de todo el elenco de santos católicos.

Nacimiento de Juan Diego

Al adentrarnos en la biografía de Juan Diego estaremos regresando en el pasado, a su vez descubriendo algunos hechos relacionados con este hombre, las creencias que tenía y su estilo de vida, el cual muchas personas no tenemos conocimientos de esto.

San Juan Diego nace el 5 de mayo de 1474 en la ciudad de México, en un sector llamado el calpulli localizado al norte de tenochnitlan, estos lugares era alojados por diferentes tribus indígenas de la época azteca la cual vio su desarrollo a lo largo de esta época en particular.

La tribu indígena donde se vio envuelta la niñez de este santo, se vio establecida por un conjunto de indígenas alrededor del año 1168 los cuales se autodenominaron la tribu nahua, esta tribu posteriormente fue conquistada por el jefe axayacatl del imperio azteca alrededor del año 1474.

Estamos hablando acerca de la biografía de Juan Diego, entonces debemos tocar un punto muy importante acerca del verdadero nombre de este santo, el cual s ele fue colocado el día de su nacimiento.

San Juan Diego o bien llamado cuauhtlatoatzin, este nombre en particular posee un doble sentido para nosotros hoy en día, pero para esta tribu en particular el nombre impuesto el día del nacimiento a este santo, sindicaba para ellos el águila que habla.

La devoción de Juan Diego

La gran parte de la biografía de juan diego se verá envueltas en actos religiosos de gran índole, pues en el año de 1525 junto a su espesa toma una decisión de suma importancia para ellos pues deciden tomar el mandamiento del bautizo junto.

Una vez bautizados el antes llamado cuauhtlatoatzin pasaría ahora a llamarse Juan diego y su espesa igual de devota a él, tomo fue bautizada con el nombre de María lucia, ambos fueron bautizados por un misionero de la aldea llamado por la tribu india potolina, lo cual significaba para ellos el pobre.

Este misionero era llamado el pobre por la tribu india donde habitaba Juan Diego, gracias a la gentiliza que le mostraba al prójimo, la piedad demostrada a personas con malos hechos y su forma de vestir, la cual usualmente era muy humilde debido a las ropas en muy malas condiciones portadas por el misionero.

Algo que debemos resaltar en las acciones devotas descritas a lo largo de la biografía de san Juan Diego, el 09 de diciembre del año 1531 en la colina de Tepeyac tuvo la oportunidad de ver  a la virgen María. Nuestra madre le hablo en la lengua nativa de juan diego.

La finalidad en presencia de la virgen María, era la encomendarle a Juan Diego era el pedirle desde una forma muy amable, respetuosa y cariñosa que hablara con el obispo de esta tribu para así llegar a levantar en su honor una nueva iglesia en la tribu.

Actos reconocidos por el papado de Juan Diego

Ya en el desarrollo de la biografía de Juan Diego hemos nombrado la aparición de la virgen María en la colina de Tepeyac a Juan Diego y la solicitud que nuestra señora le solicito a este indígena humilde y devoto a la religión.

Bueno debemos mencionar en este relato que la aparición de la virgen no solo fue una vez, realizo un total de 5 apariciones a Juan Diego alrededor del año 1531, en cada una de sus apariciones ella le hablaba muy cariñosa a juan y le recordaba su petición.

A lo largo de todas las apariciones realizas tuvieron final el 12 de diciembre donde ocurrió la última aparición de la virgen María, realizando así un acto milagroso en función de agradecimiento a Juan Diego.

Este acto o bien llamado milagro fue realizado y visto a en los ojos de los indígenas de aquella tribu, mientras vieron sanar al tío gravemente enfermos de Juan Diego, donde inmediatamente fue llevado un ramo de flores al obispo.

Al desplegar la imagen ante el obispo fue impresa en tejido y hoy en día es venerada por muchas personas creyentes en este milagro realizado por la virgen María en el año 1531.

Fallecimiento de San Juan Diego

La biografía de Juan Diego, se puede notar que tuvo una vida muy humilde dedicada a trabajar la tierra, cuidar a sus seres queridos y disfrutar con su amada esposa de una vida devota a los mandamientos impuestos por el señor.

Tuvo una vida larga mediante sus 74 años de vida,  pues tuvo su fallecimiento el 30 de mayo de 1548, teniendo una muerte natural. Fue sepultado por una serie de hombres de la tribu indígena a la cual pertenecía.

Reconocimiento por el papa Juan Pablo II

Aquel hombre de esa tribu indígena conquistada por el jefe azteca en los años 1400 a 1500 recibiría la beatificación por el papa Juan Pablo II,  en el año 2000 el día 20 de diciembre será nombrado san Juan Diego.

El indio nacido en tierra mexicana y testigo de las múltiples apariciones realizadas por la virgen María y el milagro realizado por ella misma en aquellos años logro ser reconocido como santo, gracias a méritos propios realizados por él.

En día 6 de mayo del año 1990 este humilde indígena realizaba un milagro, al salvarle la vida a José barragán puesto era un drogadicto el cual no tenía un rumbo fijo y solo vagaba por la calle.

Al ser reconocido este acto como santo por el papa juan diego fue reconocido como santo reviviendo así la beatificación por el papa juan pablo II.

Santos Catolicos