Día de San Vicente

San Vicente nació en Francia en el año 1581 en el seno de una familia de campesinos. Cuando llegó a la adolescencia estudió en un colegio de los franciscanos en la ciudad de Dax, sin embargo, en ese momento él llegó a sentir cierta vergüenza por sus orígenes. A San Vicente se le considera como el patrono de las obras de caridad.

Fue sin dudas una de las figuras más representativas del catolicismo en la Francia del siglo XVII. Fundó la Congregación de la Misión, la cual es conocida también como Misioneros Paúles, Lazaristas o Vicentinos en 1625 y junto a Luisa de Marillac fundó la de las Hijas de la Caridad en el año 1633.

Conoce más sobre San Vicente

San Vicente fue un sacerdote francés, quien es conocido como el patrono de las obras de caridad y es el fundador de las Congregación de la Misión, así como la de las Hijas de la Caridad. Se convirtió en sacerdote con tan solo 19 años y prefirió continuar con sus estudios y aspiró a ser obispo.

Según registros se dice que fue vendido como esclavo y estuvo al servicio de un pescador, un médico y de un cristiano renegado. Posterior a ello sirvió como párroco pero dejó ese oficio para trabajar como el preceptor de una familia adinerada. Sin embargo en ese momento entendió que el Evangelio exige una caridad radical.

Desde ese momento emprendió su rumbo hacia los campos en donde dio a conocer y profundizar el amor de Dios. Luego cuando fundó la Congregación de la Misión empezó a trabajar por la formación del clero.

Para San Vicente la oración era primordial y presentó la humildad como la calidad de sus sacerdotes misioneros. Fue un impulsor de la paz y la atención a los más necesitados. En las épocas de guerra llegó a convertirse en consejero de gobernantes y era un verdadero amigo para los desposeídos.

Un frase de él reza lo siguiente: “si se invoca a la madre de Dios y se la toma como patrona en las cosas importantes, no puede ocurrir sino que todo vaya bien y redunde en gloria del buen Jesús, su hijo”.

Su espiritualidad poseía una gran solidez del corazón que la vive sin reservas. Para él existen dos amores, el afectivo el amor eficaz. El primero de ellos es la ternura hacia todas las cosas que amamos, mientras que el segundo radica en el quehacer, ya que en este apenas se siente que somos amados y nosotros amamos a pesar de ello.

San Vicente era enemigo de todas las actividades compulsivas. Durante sus últimos años llevó sus misiones a otras latitudes como Génova, Turín y Roma. Incluso llegó a Marruecos y en 1647 envió sacerdotes a Irlanda y Escocia. Para 1648 envió otro grupo a Madagascar y para 1651 otro a Polonia.

En 1660 justo antes de su muerte, San Vicente concibe proyectos de misiones en América y en China. Siempre entrego todo de él a otros, lo único que exigía a los suyos era bondad, constancia y dulzura.

Santos Catolicos