San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, nació el 13 de noviembre de año 354, en África en la ciudad llamada Tagaste, es uno de los santos que posee cualidades que para ese tiempo eran muy difíciles de repetirse en otras personas, más en la religión católica en cuanto a sus curas consagrados.

Fue uno de los 36 doctores que para sus tiempos había en la iglesia y se le conocía mucho mejor por ser el patrón de los que buscan a dios, estos se debe por cómo fue su camino para convertirse en lo que terminó siendo, tanto así que ahora en estos tiempos le decimos San Agustín.

¿Cómo fue la vida de San Agustín antes de ordenarse como sacerdote?

Aunque sea muy difícil de creer San Agustín, quien antes de ser sacerdote u ordenado solo se le llamaba Agustín, tuvo una vida bastante fuera de lo común de los que las personas que son fieles a la fe católica pueden pensar, ya que el andaba en malos pasos se pude decir, pero gracias a la fe infinita de su madre de un día a otro esto cambio.

Y allí fue cuando el a los 32 años de edad, se entregó en cuerpo y alma a dios en todos los sentidos, convirtiéndose en su totalidad a la fe católica, a pesar de que el todavía no estaba totalmente convencido del sacerdocio el Obispo de Hipona de ese momento logro ordenarlo y lo convirtió en sus asistente.

En donde se dedicó desde un principio en la constante búsqueda de dios, en donde recibió de mucha ayuda para poder averiguar y obtener toda la información necesaria para que su fe creciera todos los días, es por eso que él decía lo siguiente:

“Necesitamos de los otros para ser nosotros mismos”, desde siempre se caracterizó por ser una persona con un gran y noble corazón, afectuoso y amable, con principios de educación muy conservadores los cuales defendía, en todos los aspectos y sentidos de su vida en general.

San Agustín, llego a pertenecer a un tipo de secta, que era mejor conocida como la de los Maniqueos, en donde practicaban diferentes tipos de actividades que se pueden considerar pecaminosas o impuras, hasta que conoció a San Ambrosio quien le conto su testimonio de vida, el cual le impactos y lo motivo a empezar su búsqueda a cerca de dios.

¿Qué planes eran los que tenía Dios para San Agustín en realidad?

Luego de que San Agustín, pasar por tantas cosas, por fin llegó el momento en el que el sintió del llamando que le estaba haciendo dios, el cual fue a través de la voz de un niño quien le decía que leyera la biblia, al tomarla y abrirla al azar consigue el capítulo 13, 13- 12 de la carta de San Pablo a los romanos, que decía lo siguiente:

“Nada de banquetes y borracheras; nada de lujurias y desenfrenos locos…revestíos más bien del Señor Jesucristo y no os preocupéis de la carne para satisfacer sus liviandades”, frase que lo marco enormemente tanto así que lo convirtió, permaneciendo casto y entregarle su vida a cristo por completo.

En el año 387 regreso a África en donde quiso llevar un estilo de vida diferente luego de la muerte de su madre, en donde un buen día asistió a una de las celebraciones de misa del obispo Valerio en Hipona, quien ya se había enterado del esfuerzo y del cambio que San Agustín había realizado.

Gracias a esto inmediatamente el Obispo le ofreció convertirlo en sacerdote ya que estaba necesitando uno que se encargara de algunas actividades que el precedía y que ya no le estaba alcanzando le tiempo para poder cubrirlas en su totalidad, después de esta proposición recibida con resistencia y lágrimas, en donde San Agustín atendió al llamando.

Finalmente luego de tantas complicaciones o limitaciones que el mismo se ponía y no lo dejaban avanzar en su camino, fue convertido en sacerdote y al poco tiempo de 5 años fue nombrado Obispo, en donde desempeño sus conocimientos durante 34 años dirigiendo la diócesis de Hipona.

¿Actos que hicieron a San Agustín ser conocido en la sociedad?

En estos años en donde San Agustín se decidió en ser sacerdote de una vez por todas, se dedicó a combatir los diferentes tipos de herejías que existían en ese entonces, que como las que existen en la actualidad ninguna de ellas permite que la fe sea grande y bondadosa por múltiples factores que depende de ellos mismos.

Además de luchar contras las antes mencionadas, también se dio la tarea defender a capa y espada todas las creencias que eran contrarias a la fe, en donde tuvo que realizar varios viajes para poder defender esa causa y llevar el evangelio a todos esos lugares a os que fue en esta ardua labor.

En donde los resultados que obtuvo fueron mucho mejor de lo esperado, ya que él fue forjando un trabajo a nivel de pastoral bastante importante desde sus inicios, hasta que llego a tener un gran prestigio por su labor dentro de la iglesia y de sus confines los cuales son muchísimos.

Todo esto lo fue haciendo poco a poca, ya que no se pida hacer de otra forma, el cual sigue haciendo hasta el momento lamentable en el que enfermo, de manera repentina hasta que llego el día de su muerte, la cual fue el 28 de agosto de año 430, en donde enterraron sus restos en su tierra natal, para luego haber sido trasladados a Italia en Pavía.

Fue un hombre convertido en santo gracias a su pasión por la vida, a su inmensa fe que poco a poco fue creciendo hasta que se convenció, a su inteligencia que erar bastante alta ya que tuvo la oportunidad de ser una de los pocos médico que existían para esas épocas tan difíciles y duras dentro de la humanidad.

San Agustín, se dedicó y dejó una huella profunda en todo el mundo, tanto así que hoy en día existen congregaciones que manejan el carisma que el predicaba y practicaba a lo largo de su vida, el cual además es tomando en cuenta por los papas y obispo como ejemplo a seguir.

Santos Catolicos