Oración a San Marcos

La espiritualidad,  devoción y fe son alternativas a las que recurren las personas para alabar y agradecer a Dios así como hacer  peticiones que cubran alguna carencia. Se utiliza la oración para comunicarse con Dios, invocando en muchas oportunidades a los santos, como intermediarios ante nuestro padre creador, especialmente la oración a San Marcos.

San Marcos es invocado por su condición de siervo que intercede ante Dios por situaciones difíciles, ya que es considerado como abogado de los casos imposibles. Hay quienes le solicitan  fortaleza para vencer obstáculos. Bien sea en la representación de San Marcos el Evagenlista o San Marcos de León.

Oración de Peticiones

San Marcos, tú que conociste a Jesús, escribiste su vida en el evangelio para llevar su palabra por todos los rincones del planeta Tierra, escucha el clamor de quienes aún padecemos de diferentes carencias, especialmente al no poder dominar nuestros instintos y emociones y por ello sufrimos las consecuencias.

Amansa mi carácter, mi gula, mi avaricia, mi lengua, mi egoísmo, mi violencia, mi resentimiento; ya que sólo amansando mis debilidades tengo la oportunidad de domar mis pensamientos, emociones y reacciones negativas que me impiden llevar la palabra de Dios a mi prójimo.

San Marcos se tú fuente de luz que ilumine mi pasos frente a las tinieblas y oscuridad. Derriba todo obstáculo, barrera y limitación que me impida servir, en cualquier circunstancia alabando a nuestro Señor.

Se tú mi abogado cuando alguien me juzgue, hazme invisible ante quienes pretendan hacerme daño. San Marcos no me dejes caer en trampas y engaños de estafadores. Dame firmeza para defender mi fe y proclamarte como un ángel guardián que siempre escucha las súplicas de quienes temen ser víctimas  de burla al reconocer que Jesús vive.

San Marcos, te suplico por los necesitados, los enfermos, los desempleados, por las viudas, los huérfanos y los desahuciados; que tú piedad y tú poder alcance a todos los menesterosos. Haz justicia intercediendo como abogado ante Jesucristo.

Haz libre, nuestra Patria, de toda impiedad y corrupción. Cambia a quienes creen gobernar en democracia, transfórmalos para que ansíen la honestidad, el amor y el servicio. Que tus virtudes adornen a cada uno de los residentes de mi país. Que renuncien a la brujería, la adoración a los muertos y a los vivos, y que sólo adoren a Dios omnipotente.

San Marcos, te solicito progreso y empleo suficiente para todos los que necesitan subsistir, que nos lleve a reencontramos con Jesús, quien compró nuestra libertad con su sangre en la cruz. No debo pisotear esta sangre, sino disfrutar de la vida en abundancia que Él me ha dado.

Te suplico confundas a quienes detienen las bendiciones. A quienes no permiten trabajar y desarrollarse, trastórnales su existencia, aclara sus mentes  para que reconozcan su maldad y tengan la oportunidad  de salvar sus almas.

Te doy gracias, San Marcos, porque no estas ajeno a nuestro sufrimiento, ni estas demasiado por encima de lo que es la enfermedad, la muerte, la soledad, la traición, la amargura. Gracias por entendernos y ofrecernos una puerta de salida a cada uno de los males que nos acompañan.

Santos Catolicos