Oración a San Vicente

San Vicente de Paúl, muy bien conocido por brindar sus milagros y ayuda a los que están enfermos, dando así el consuelo que necesitan los que se encuentran afligidos y tristes.

Recibimos todo de él, tanto los buenos sentimientos como la protección para nosotros y para nuestra familia, y claro para los que en este momento están desamparados, al igual que a las familias, gracias a su buena bondad se ha ganado el corazón de sus veneradores.

Peticiones para San Vicente

Varias de las peticiones que se le suelen hacer es sobre el experimentar ese efecto de la ternura en sus corazones como San Vicente de Paúl lo hizo, y así por tu buena intercesión podamos disfrutar la gloria, la cual desde tiempos ancestrales nos tiene prometido nuestro señor Jesucristo, y que veremos hecho realidad.

Gracias a este santo, mediante sus oraciones él nos otorga el quitar tristeza, al igual que la decepción, quitando todo dolor y desesperanza que en nosotros se encuentra, al realizar su oración solo disfrutaras del gozo y la paz que te dará.

¿Quién fue San Vicente?

Te contaremos un poco sobre este santo, San Vicente Paúl fue un buen hombre de gran nobleza, durante su niñez vivió en un campo en donde siempre ayudaba a sus padres para el sustento de la familia, su nombre además de ser común. tiene un gran significado de poder y victoria, de ahí viene las buenas vibras y los beneficios que posee su oración

Recuerda que, en cada problema o malestar, puedes recurrir a su oración, ya que nos servirá cuando estemos en dificultades o problemas, cuando nuestros ánimos estén por el piso y también pata pedirle a Dios que nos renueve el corazón de la misma forma en la que lo hizo con ese hombre, y aprender a amar a nuestro prójimo y claro, a nosotros mismos también.

Oración a San Vicente para el bienestar

Oraciones ¡Oh glorioso San Vicente, celeste Patrón de todas las asociaciones de caridad y padre de todos los desgraciados, ¡que durante vuestra vida jamás abandonasteis a ninguno de cuantos acudieron a Vos! Mirad la multitud de males que pesan sobre nosotros, y venid en nuestra ayuda; alcanzad del Señor socorro a los pobres, alivio a los enfermos, consuelo a los afligidos, protección a los desamparados, caridad a los ricos, conversión a los pecadores, celo a los sacerdotes, paz a la Iglesia, tranquilidad a las naciones, y a toda la salvación. Sí, experimenten todos los efectos de vuestra tierna compasión, y así, por vos socorridos en las miserias de esta vida, nos reunamos con vos en el cielo, donde no habrá ni tristeza, ni lágrimas, ni dolor, sino gozo, dicha, tranquilidad y beatitud eterna.

Amén.

Oración a San Vicente para la tranquilidad

Oh apóstole insigne de la caridad, glorioso san Vicente de Paul, que viviendo en el mundo os hicisteis a todo a todos, para ganarlos a Jesucristo, extendiendo vuestro celo por la salvación de los prójimos y remedio de sus necesidades a todas las clases de la sociedad y a toda especie de miserias; alcanzadme del divino Apóstol de nuestras almas, Cristo Jesús, un verdadero espíritu de caridad, animado del cual me entregue sin reserva a la práctica de las obras de misericordia, a fin de ser del número de aquellos de quienes está escrito: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. Así sea.

Santos Catolicos