San Isidro

En esta biografía encontramos a San Isidro el  patrono de los campesinos agricultores y de los animales. Si te interesa su historia, en esta biografía te contamos toda su vida, principalmente padecimientos y superación de los mismos, ¿quieres saber cómo?. Bueno, este es el artículo que estabas buscando.

Además,  te enterarás de los milagros que llevaron a San Isidro a su santidad y como fue canonizado tanto el cómo su esposa Santa María de la Cabeza.

¿Quién es san Isidro?

San Isidro es el santo patrono de los campesinos agricultores y de los animales. Muchos  acuden a él para que llueva. Conoce más de su vida, muerte, canonización y santificación.

San Isidro labrador patrono de los agricultores

San Isidro fue canonizado por el papa Gregorio XV el 14 de marzo del año 1622, y en 1960 el papa Juan XXIII le declara mediante bula como santo patrón de los agricultores españoles.

Significado del nombre Isidro

Se dice que el nombre Isidro es masculino de origen griego que significa “Don de Isis”, por la diosa Isis de la mitología egipcia de la fertilidad y de la maternidad; esposa de Osiris, Dios de la vegetación.

Mujer de san Isidro

Se casó con una sencilla campesina llamada María Toribia que nació en Torrelaguna en España, entre finales del siglo XI e inicios del XII. Ella también  llegó a ser santa y ahora se llama Santa María de la Cabeza.

Su nombre se debe a que después de su muerte, el cráneo fue colocado en un relicario en la ermita de la Virgen de ese pueblo y desde aquel momento recibe el nombre de Santa María de la Cabeza, ya que ha intercedido para obrar muchos milagros, entre los que destacan los males de la cabeza.

Según, María e Isidro vivieron un matrimonio muy unido con la única ilusión de llevar una vida entregada a Dios.

María, falleció alrededor del año 1175. La celebración de Su fiesta es el 9 de septiembre. La imagen que se venera tiene en sus manos una jarra y un cucharón, símbolos de sus tareas hogareñas y del servicio a los más pobres. También mira al cielo en actitud orante tal como lo hace San Isidro.

También puedes revisar:

Historia de san Isidro labrador

San Isidro Labrador  nació en Madrid hacia los años 1082. Su infancia transcurrió en los arrabales de San Andrés. Algunos detalles de su vida relatan que su nombre completo era Isidro de Merlo y Quintana. Su juventud según relatos, estuvo encauzada por dos modelos de santidad que eran el islán y el cristianismo.

Sus padres eran unos campesinos  pobres muy devotos de Dios, que no lograron que su hijo fuera a la escuela, pero que le dieron muchas enseñanzas religiosas entre las que se destacan: temor a ofender a Dios, amor hacia el prójimo,  la oración, la Santa Misa y la Comunión.

Quedo Huérfano de padre y madre  a los diez años de edad. A esa edad Isidro se empleó como peón de campo, y ayudaba en la agricultura a un dueño de una finca llamado Don Juan de Vargas. Esto era en Madrid, allí pasó muchos años de su existencia labrando las tierras, cultivando y cosechando.

Estando allí se casó con María Toribia y tuvo un hijo con su esposa al que llamaron  Illis que posteriormente también llego a ser santo.

Algunos detalles de su vida relatan que, los musulmanes se apoderaron de Madrid y de sus alrededores y a los católicos les tocó salir huyendo, entre ellos Isidro, donde padeció un buen tiempo el rechazo por ser inmigrante ya que era muy difícil encontrar empleo. Pero el se mostraba confiado en Dios y en sus promesas y siempre recordaba su palabra: “Yo nunca te abandonaré”.

Isidro se caracterizaba por ser un hombre sencillo, humilde y bondadoso. Lo poco que ganaba como obrero, lo distribuía para el templo, los pobres y para su  familia.

Los domingos dedicaba tiempo para ir a misa, visitar a los  pobres y enfermos, y a pasear por los campos con su esposa e hijo.

Un día mientras corrían por el campo, dejaron a su hijo junto a un pozo de sacar agua y en un movimiento que hizo el bebe cayó al pozo. Los dos esposos al ver esto, corrieron junto al pozo, pero este era muy profundo y no había cómo rescatar al hijo.

Entonces comenzaron a rezar de rodillas  y los relatos dicen que las aguas del pozo  fueron subiendo y apareció la canasta con el niño a salvo. Siempre recordaban este hecho y daban gracias a Dios.

Muerte de San Isidro

Murió en Madrid hacia los años 1130. Se relata que cuando  sintió que iba  a morir, confesó sus pecados y les dijo a sus familiares y amigos que se mantuvieran siempre en el  amor a Dios y al prójimo.

A los 43 años de haber sido sepultado exactamente en 1163 fue exhumado su cadáver y este estaba íntegro, como si estuviera recién muerto. Esto fue considerado como un milagro.

Se registran en la biografía de San Isidro varios milagros después de su muerte, entre los que se destacan el del Rey Felipe III que se hallaba gravísimamente enfermo y al parecer no tenia cura. Trasladaron los restos de San Isidro hasta donde se encontraba el rey y tan pronto como llegaron los restos, el rey se sanó.

A causa de esto el rey intercedió ante el Sumo Pontífice para que declarara santo al humilde labrador, y por este y otros muchos milagros, el Papa lo canonizó en el año 1622.

El 15 de Mayo se celebran sus festividades, por ser el día en el que se traslado su cuerpo integro a la Iglesia de San Andrés. Los restos del santo residen en la Colegiata de San Isidro en un arca mortuoria.

Ya para finalizar la biografía de san Isidro, es interesante resaltar el hecho de que debido a que su cuerpo  fue desenterrado y apareció incorrupto, desde aquel momento, las peripecias de su momia han sido muy interesantes.

Santos Catolicos